Tafi Viejo, Promueven hábitos para combatir el dengue.

Durante las altas temperaturas y el aumento de precipitaciones es común la aparición del mosquito transmisor de la enfermedad.

El dengue es una enfermedad que se trasnmite por la picadura del mosquito hembra Aedes aegypti. Si bien la enfermedad no es endémica en la provincia, el mosquito está presente y es por eso que al aumentar la temperatura y las lluvias el riesgo de que los mosquitos se infecten y comience un ciclo de transmisión existe.  

“La estrategia de prevención y acción se llama de Gestión integrada, contempla la participación de todos los actores involucrados en la temática como salud, medio ambiente, comunicación y educación. Existen diferentes lineas de trabajo entre ellas Las relacionadas a la atención de los pacientes, vigilancia epidemiologico clínica y por laboratorio, control vectorial y educación sanitaria”, explicó Andrea Lascano, médica generalista, referente epidemiológica de la Municipalidad de Tafí Viejo.

En cuanto a la prevención la educación sanitaria es un primer pilar, a través de ella se logra la disminución de los criaderos de mosquitos en los domicilios.

“La articulación intersectorial es otra de las estrategias, comprometiendo a los responsables comunales y municipales en el cuidado del medio ambiente. Tucumán no es una provincia endémica en cuanto a la enfermedad, pero si cumple con todas las condiciones ambientales y sociales para la cría y reproducción del mosquito transmisor aedes aegypti. El dengue es una consecuencia del desorden sociambiental, es por esa razón que el trabajo se piensa de manera transversal, con propuestas integrales con participación de toda la comunidad y sus actores sociales”, añadió la presidenta de la Sociedad de Medicina General de Tucumán.

Tucumán tuvo tres epidemias de dengue una en 2009, 2016 y 2020. Durante este año se registraron muy pocos casos en marzo y abril.  

“En los meses de frio el mosquito desaparece. Por lo que la eliminación de los criaderos en esta epoca previa a las lluvias es fundamental. Las recomendaciones para la comunidad es que trabajen junto con sus vecinos en tener manzanas saludables, reconociendo todos aquellos recipientes que puedan juntar agua, cuando empiecen las lluvias o debido al riego, los cuales deben eliminarse, los que necesiten una tapa se les coloque y los que puedan estar bajo techo, se los ordene. Esta tarea hay que hacerla rutinariamente durante todo el año.  Es necesario que todos los vecinos realicen la misma acción, ya que el mosquito buscará donde ir a poner sus huevos a distancias no mayores de 20 a 50 metros”, agregó la profesional.

“A su vez si viajan a zonas que son endémicas de esta enfermedad, usen repelente durante toda su estadía y 14 días después de su regreso a la provincia y de comenzar con fiebre mayor a 38° y otros síntomas como dolor de cabeza, detras de los ojos, muscular, articular y erupción cutánea, concurra a su médico o CAPS mas cercano y comente su antecedente de viaje”, concluyó Lascano.