La pandemia impulsa la transformación digital de las pymes

Uno de los sectores más afectados durante la pandemia, sin lugar a duda, ha sido el de las pequeñas y medianas empresas. Muchas tuvieron que reducir su personal, otras encontraron en los programas de subsidio una forma de poder continuar con la operación, y otras se vieron forzadas a reestructurarse internamente para seguir funcionando. El mundo está cambiando rápidamente y los únicos que se adapten serán los que sobrevivan.

La pandemia forzó a las pymes a entrar en la era de la transformación digital. Los nuevos canales de venta como el eCommerce son la gran apuesta que buscan como alternativa al mercado tradicional. La crisis económica aceleró el uso de algunas tecnologías, siendo los robots, drones, inteligencia artificial, big data, aplicaciones móviles sólo algunas de ellas. Todo ello se vuelve indispensable para revitalizar el negocio, como así también evaluar los cambios de hábitos, cultura y proceso de las organizaciones.

El consumidor es la clave, está hiperconectado y perdió el miedo a las compras por internet. Hoy en día el proceso de compra comienza en general en un dispositivo y termina en otro, los clientes buscan información a través de las redes sociales, quitan sus dudas en chatbots, hacen la compra desde la notebook y retiran su compra en la tienda física  o la reciben en sus hogares mediante el pago de un costo por envío. Estos mismos clientes quieren accesos fáciles, eficientes y rápidos, que la compra se ajuste a su recorrido y que la interacción continúe luego con el servicio de postventa.

Aquellas pymes que están adaptando sus operaciones tecnológicas para satisfacer estas expectativas tienen una alta probabilidad de retener a sus clientes. A través de inteligencia artificial, por ejemplo, es posible dar un salto cualitativo no solo en la personalización del servicio, sino incluso en la calidez de las interacciones.

La «8va edición de la Encuesta a Pymes de PwC Argentina» que, durante el segundo trimestre del corriente año, sondeó la opinión de empresarios del sector en cuanto a los problemas que enfrentan y sus expectativas, puso en evidencia que 6 de cada 10 encuestados manifestaron que si bien los resultados del primer trimestre del 2021 respecto al anterior fueron igual o inferior; la mitad de ellos está invirtiendo en marketing digital. La mayoría de las pymes están viviendo un quiebre cultural y están convencidas que la transformación digital es imprescindible para la reactivación de su empresa en esta nueva realidad. La tecnología ya no es una opción, y la digitalización, el teletrabajo y la optimización de procesos son claves, entre otros, para fortalecerse. La encuesta también reveló que el 59% ya ha implementado el trabajo remoto (el 35% de ellos para más del 70% de su personal), demostrando que ello no disminuye la productividad de la organización, si bien hay instancias presenciales que no pueden ser reemplazadas.

En general, la mayoría de las pymes no posee internamente un área de IT o de marketing digital. En estos casos, las pymes deberían optar por soluciones tecnológicas con bajos requerimientos de gestión, buscar un aliado tecnológico con experiencia que cuente con soporte local, y una implementación rápida que les permita tener el control de la información para mejorar su rendimiento. Las soluciones basadas en la nube son ideales para este tipo de organizaciones.

En un escenario de cambios disruptivos, son las pymes las que tienen más chance de ganar espacios valorando su capital humano. Las oportunidades están y seguirán apareciendo en el futuro, con más claridad y apertura para aquellas empresas que continúen activas y flexibles a los cambios que se avecinan para la pospandemia.

Fuente El Cronista

0
0
0
0